Recuperando viejos tesoros (II)

Una cámara de fotos con muchos, muchos años y un tapete con algo más de 25.

En mi memoria perdura su recuerdo… ella ganchillando en el viejo sofá al lado de la ventana, con este hermoso tapete entre las manos. Pero la cámara no estaba allí para que hoy todos pudiésemos ver esa imagen que habita en mi corazón.