Recuperando viejos tesoros (II)

Una cámara de fotos con muchos, muchos años y un tapete con algo más de 25.

En mi memoria perdura su recuerdo… ella ganchillando en el viejo sofá al lado de la ventana, con este hermoso tapete entre las manos. Pero la cámara no estaba allí para que hoy todos pudiésemos ver esa imagen que habita en mi corazón.

Recuperando viejos tesoros (I)

Las mujeres de mi casa hacen labores desde no sé cuando, y me encuentro tesoritos a cada paso. Por esto este fin de semana nos embarcamos en un proyecto de “restauración”.

El primero, este sencillo tapete de ganchillo, que sólo tuve que sacar de un cajón, lavarlo y plancharlo. Tiene muchos años, quizás más de 30 ó 40.




Y el segundo, este simpático perrito también de ganchillo, hecho por mi madre en los años setenta. Siempre me pareció feo y estaba relegado a un rincón del aparador. Pero con un remiendo por aquí y otro por allá lucirá a partir de ahora en un lugar donde se vea bien. 





Hasta la próxima entrega de “Recuperando viejos tesoros”

Porque en mi tierra pasamos la mayor parte del tiempo en la cocina, al calor del hogar…cocinando, cosiendo, calcetando, ganchillado…




Espero que disfrutéis con el nuevo diseño del blog y con las nuevas historias de mis costuritas.


Gracias por estar ahí.